La Subzona de Policía Loja N.11, a través del servicio de Migración de manera permanente y bajo un estricto cumplimiento a las leyes vigentes, desarrolla operativos de control migratorio, los que se cumplen en los sectores fronterizos y particularmente en la ciudad de Loja, donde los conciudadanos nacionales y extranjeros han optado por ejercer actividades de manera irregular.

Este 13 y 14 de octubre, los servidores policiales encargados de control migratorio pusieron en marcha el operativo denominado “marítimo”, enfocado al control migratorio de personas extranjeras apostadas en el casco urbano, avenidas, semáforos y parterres de la urbe lojana.

En la avenida Orillas del Zamora, 24 de Mayo, Clodoveo Carrión y a la altura del Hipervalle, se realizaron controles enfocados a la verificación de documentos a ciudadanos que se dedican a limpiar parabrisas, que a decir de muchos, generan malestar y desconfianza a los transeúntes y a quienes se trasladan en automotores.

Como resultado de estos trabajos policiales, la Policía decomisó tres armas blancas, además se realizó abordajes conjuntamente con el personal de erradicación de mendicidad, donde se tomó contacto con extranjeros, y previa concienciación, se les conminó a no generar mendicidad por el centro de la urbe.

Los controles se los realizó respetando los derechos humanos y en estricto apego a la Ley Orgánica de Movilidad Humana y acuerdo Ministerial 0907, así mismo, se procedió a socializar recomendaciones dirigidas a personas nacionales y extranjeras con el fin que adopten las medidas de protección sanitaria y de bioseguridad, encaminadas a controlar y reducir la transmisión de la COVID-19.