Según los registros oficiales judiciales, esos datos representan un incremento del 19% respecto a todo 2020, y del 32%, en relación al año prepandémico de 2019.

Ecuador vive el año más violento contra la mujer desde que se tipificó el femicidio como delito (2014) con 196 fallecidas en circunstancias violentas, que dejaron a 161 menores en situación de orfandad, siendo el 53% de las víctimas (19) madres de familia.

Según los registros oficiales judiciales, esos datos representan un incremento del 19% respecto a todo 2020, y del 32%, en relación al año prepandémico de 2019.

De acuerdo al portal Femicidios.ec, que gestiona el Consejo de la Judicatura, entre el 1 de enero y el 7 de noviembre de 2021, 196 mujeres murieron de forma violenta en el país y se notificaron 175 delitos relacionados con esos casos. De manera oficial 57 de esas muertes se investigan como femicidios.

JUDICATURA Y ONG COINCIDEN

La Fundación Aldea, que forma parte de la Alianza para el Monitoreo y Mapeo de los femicidios, revela que en Ecuador una mujer es asesinada cada 41 horas, y que 172 mujeres y niñas fueron asesinadas por razones de género, en «el año más violento que recordamos».

Incluye además en ese total 7 transfemicidios, 61 casos de muertes a manos de la violencia organizada, 11 niñas y adolescentes, y 5 adultas mayores, y 5 gestantes entre las asesinadas.

En el 46% de los casos, añade la Alianza, el femicida tenía un vínculo sentimental o era parte del círculo de confianza de la víctima.

Los registros históricos oficiales de femicidios en el país que se iniciaron hace siete años arrojan un total de 1.263 mujeres asesinadas en las 24 provincias del país, con Guayas (cuya capital es Guayaquil) a la cabeza con 317 casos, seguida de Pichincha (Quito) con 188.

Por su parte, la central ecuatoriana de emergencias, que cuenta con protocolos para responder a casos de violencia que denomina «intrafamiliar», informó de que este año se han reportado 103.516 emergencias de este tipo: el 55% corresponden a agresiones psicológicas, el 31% a violencia intrafamiliar, el 13% violencia física y el 0,1% violencia sexual.

PARLAMENTO RINDE TRIBUTO

La Asamblea Nacional ecuatoriana (Parlamento) celebró una sesión especial del Grupo Temático Parlamentario por los Derechos de las Mujeres con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia Contra la Mujer en el que intervinieron destacadas ponentes.

La presidenta del Legislativo, Guadalupe Llori, del movimiento plurinacional Pachakutik, trasladó especialmente a las «hermanas indígenas, mestizas y afrodescendientes» que no están solas.

La oficial nacional del programa ONU Mujeres Ecuador, Alison Vásconez, lamentó que el incremento de la participación política de las mujeres no haya «impactado sustantivamente» en «proyectos de ley vinculados a los derechos de las mujeres».

La embajadora de Canadá en Ecuador y presidenta de la Mesa de Coordinación de la Cooperación Internacional en materia de Género en Ecuador, Sylvie Bedard, recordó que su país tiene una política exterior feminista y llamó a reflexionar sobre «qué quiere decir que 6 de cada 10 mujeres han sufrido violencia de género en su vida».

«Que sepan que todas juntas estamos muy activas en poner fin a este gran mal de nuestras sociedades y que no están solas, vamos a apoyar a cada una de ellas», recalcó la diplomática canadiense en la sesión del Grupo Temático Parlamentario. EFE