Feliz, contenta y plena, así se encuentra Giovanna Andrade tras cumplir la “mayoría de edad” en su carrera profesional. En el 2018 se mudó a Colombia con la idea de internacionalizar su carrera.

El sacrificio fue grande porque viajó a Bogotá junto con su familia, pero al hacer una mirada para atrás -reconoce- que el riesgo valió la pena. Con la meta muy clara Giovanna Andrade consiguió su objetivo de internacionalizarse formando parte del elenco de la Serie ‘La Ley del corazón 2’, de RCN, en la que dio vida a Macarena, pareja sentimental del personaje que caracteriza la actriz Alejandra Borrero.

Luego aceptó el reto de formar parte de ‘El final del paraíso’, interpretando un nuevo personaje; ha interpretado papeles antagónicos para México en la Serie «Manual para Galanes» de Sony. Y actualmente, en medio de la crisis y pandemia por coronavirus finalizó la grabación de una co-producción con el Ministerio de Cultura de
Colombia.

Esta última se llama “Un cuarto para las tres” en la que comparte con queridos y respetados actores/actrices como María Cecilia Botero – Carolina Cuervo, entre otros artistas que han dejado una huella artística en Colombia.

Esta producción es una muestra de apoyo del Ministerio de Colombia a ciertas series y dramatizados para aportar con la industria audiovisual y cultural y artística del país.

Estoy super contenta, ahora me encuentro pariendo un tercer hijo, literalmente porque es un trabajo sobre llevar el guión, montar la obra y llevarla a cabo. Las aspiraciones son seguir haciendo castings, justamente ahora ya estoy seleccionada para hacer “Perfil Falso” que es una producción para Netflix, menciona la actriz.

En noviembre estrenará en Ecuador su monólogo “Miss Funnyverse” en la que contará <toda y nada más que la verdad> de lo que vivió en un certamen de belleza. Y adelanta que, para el 2022 iniciará la grabación del proyecto “Perfil Falso” de Netflix Colombia.

Y es que su camino a la internacionalización lo vive y cuida día a día. La ecuatoriana se siente muy feliz de todo lo aprendido y recorrido en su país. Colombia es una plataforma, un país que está representando ese crecimiento profesional donde se siente feliz, motivada y llena de esperanza porque a pesar de haber pasado una pandemia, todo se esté reactivando nuevamente lo cual es una señal de esperanza y motivación para ir a tocar puertas, timbres. Señala ilusionada que “hay industria y se está reactivando, entonces estoy super contenta por ese sentido.”