Tres reos que estaban recluidos en la cárcel de Cotopaxi escaparon la madrugada de este sábado, jornada en la que también se detuvo a cinco mujeres que intentaban ingresar más de 8.000 dosis de droga a ese recinto penitenciario.

Según explica Juan Carlos Salazar, comandante de policía de Cotopaxi, los tres hombres escaparon «realizando un foramen (hueco) y saltando el muro de seguridad en la parte externa».

Las autoridades sospechan que personal de la misma cárcel ayudó a que los presos escaparan. A las dos de la mañana, los policías que vigilaban el primer filtro de ingreso a la prisión escucharon ruidos. Ellos consultaron al agente penitenciario de turno si existía alguna novedad, sin embargo éste respondió que todo estaba bien.

Por esta razón se dispuso la detención del guardia, en tanto que otras personas que monitoreaban las celdas deberán rendir su versión.

Los tres prófugos son extranjeros y estaban en el área de mínima seguridad. Dos de ellos habían sido condenados por robo, el tercero por microtráfico de drogas. A los tres les faltaba poco para cumplir su condena.

El Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de Libertad (SNAI) no ha confirmado la recaptura de los sujetos. La última comunicación sobre este caso era la «coordinación de un operativo con la Policía para volver a detener a los prófugos».

Horas después de este hecho, se detuvo a cinco mujeres mientras intentaban ingresar 6.300 dosis de cocaína, 2.000 de marihuana y una pistola.

«En su partes íntimas, a una señora se le encontró un arma de fuego con seis cartuchos», detalló Salazar.

La mujeres fueron trasladadas a un centro médico y se les dispuso cumplir prisión preventiva con fines investigativos.