El defensor del Pueblo, Freddy Carrión, continuará en prisión mientras dure la instrucción fiscal del caso que investiga su presunta participación en un delito de abuso sexual.

De manera unánime, los magistrados de la Corte Nacional de Justicia Felipe Córdova, Luis Rivera y Byron Guillén rechazaron la apelación a la prisión preventiva que había presentado la defensa de Carrión.

Es así que el funcionario seguirá cumpliendo esta medida cautelar en la Cárcel 4, en el norte de Quito.

Carrión está detenido desde el lunes 17 de mayo luego de que un juez, en audiencia de formulación de cargos, ordenara su aprehensión.

Entre la noche del sábado 16 y la madrugada del domingo 17 de mayo, Carrión fue protagonista de un hecho violento en el que además estuvo involucrado el exministro de Salud, Mauro Falconí, y la novia de éste.

Aquella noche, tras haber estado ingeriendo licor en una reunión, ambos hombres se golpearon en uno de los pasillos de un edificio en Quito, mientras que la mujer intentaba tomar un ascensor en ese mismo piso.

En el video que circuló en redes sociales, se observa que los implicados se agreden entre ellos y, posteriormente, uno de los sujetos forcejea con la ciudadana para sacarla del elevador.

«Hubo una gresca, una riña que se produjo en un departamento, donde desgraciadamente también intervino una persona de sexo femenino, pero en ningún momento hubo una connotación sexual en medio de esa gresca», indicó Stalin Raza, abogado del funcionario, en declaraciones recogidas por diario El Universo.

De las tres personas que participaron en el incidente, Carrión es el único detenido. El exministro Falconí fue liberado y consta en el proceso como testigo. A la mujer se le asignó seguridad policial.