Mantener alimentación saludable, además de hacer ejercicios, ayuda no solo a nuestra salud sino a la memoria. También es importante mantener nuestra atención ocupada en alguna actividad como juegos de ajedrez y crucigramas, o alguna actividad de voluntariado. También será clave dormir bien.

En el caso de la alimentación, la nutrióloga Joy Bauer, citada por Salud Digital, señaló que los alimentos aportan al buen estado de las células cerebrales y la conexión entre ellas.

Una de las opciones es la denominada dieta MIND, siglas en inglés de la Dieta Mediterránea para el Retraso Neurodegenerativo, que se basa principalmente en el consumo de alimentos de origen vegetal por sobre los de origen animal como las carnes rojas.

“Los estudios observacionales sugieren que la dieta puede reducir el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer hasta en un 53 por ciento, así como retardar el declive cognitivo y mejorar la memoria verbal”, se destaca en Mayo Clinic.

Aquí les dejamos cinco opciones:

Remolacha

El jugo de remolacha mejora las funciones del cerebro.

También conocida como betabel, ayuda a mejorar la circulación sanguínea, lo que a su vez permite un flujo adecuado de la sangre al cerebro.

Frutas silvestres

Los arándanos, las frambuesas, o las moras, por ejemplo, son alimentos que no deben faltar para saciarnos el hambre entre horas, convirtiéndose en un snack saludable repleto de compuestos antioxidantes.

El arándano es una opción por su alta cantidad de antioxidantes, para prevenir el deterioro de las células cerebrales. También se recomiendan las moras y frutillas.

Nueces

La nuez es un fruto seco que cuida tu cerebro por sus propiedades nutricionales, que mejoran la capacidad neuronal del organismo.

Clásico fruto recomendado para el cerebro. Ayuda a fortalecer la memoria y las funciones cognitivas, así como a tener una adecuada salud mental.

Cereales

La avena contiene una fibra soluble llamada betaglucano que contribuye a bajar el colesterol.

Se recomienda consumir al menos tres porciones de cereales integrales diarias.

Espinacas

Foto: Pexels

Ayudan a evitar la degeneración de las células cerebrales. Además, facilitan el rendimiento mental gracias al ácido fólico.