El caso Papeles de Pandora, en el que se cuestiona la supuesta relación del presidente Guillermo Lasso con empresas en paraísos fiscales, será investigado en el Parlamento por la Comisión de Garantías Constitucionales y no por la Comisión de Fiscalización.

Así lo resolvió esta semana el Pleno de la Asamblea Nacional, que con 105 votos a favor dispuso que Fiscalización envíe de manera inmediata a Garantías Constitucionales «toda la información o documentación» relacionada con esta indagación.

En consecuencia, la presidenta del Legislativo, Guadalupe Llori, no autorizó que los integrantes de la Comisión de Fiscalización reciban la versión del mandatario este lunes 11 de octubre, tal como se tenía previsto.

La Comisión de Garantías Constitucionales debe ahora fijar nuevas fechas para las comparecencias y solicitar la información que considere necesaria.

En un comunicado, la Asamblea consideró el caso Papeles de Pandora como «un hecho de gran interés ciudadano que ha generado seria conmoción social», además resaltó que Garantías Constitucionales «tendrá la competencia exclusiva para el conocimiento de este proceso de fiscalización».

«A mí nadie me prohíbe fiscalizar, para eso me pagan. Asambleístas glosados vayan a pagar las glosas, las pensiones de sus hijos y luego aprendan a leer y escribir. Son la deshonra de la Asamblea. No les voy a dar un documento, vayan a pedir información a la casa de doña Bertha», respondió en su cuenta de Twitter el presidente de la Comisión de Fiscalización, Fernando Villavicencio.

La Comisión de Garantías Constitucionales está presidida por José Cabascango, de Pachakutik, y Victorio Desintonio (vicepresidenta), de UNES. Esta mesa legislativa también está integrada por Virgilio Saquicela (independiente), Paola Cabezas (UNES) y otros cinco parlamentarios.

Cabezas, en entrevista para EFE, cuestionó que Villavicencio dirija la investigación sobre los Papeles de Pandora ya que -según Cabezas- el jefe de Estado habría llamado en privado al presidente de la Comisión de Fiscalización para que sea él quien escudriñe sobre este escándalo.

De acuerdo a la legisladora, Villavicencio ha admitido que contó con el apoyo de Lasso para presidir la Comisión de Fiscalización, lo que supuestamente lo invalida para el caso, pues no ofrecería garantías para una indagación independiente. ecuavisa.com